Rosarito

Rosarito

“El contrato social se ha roto y la inequidad se hace peligrosa y mortal en México”: New York Times

2017-10-06 00:00:00

Por Juan Pablo Sebastián


“El contrato social se ha roto y la inequidad se hace peligrosa y mortal en México”, fue el título de un artículo publicado recientemente en el periódico New York Times donde critica las instituciones mexicanas de seguridad pública y el costo que la inseguridad y la corrupción representan para México.


El artículo hace referencia a la realidad que vive la ciudad de Monterrey y a su zona de protección, donde el gobierno reforzó la seguridad porque es donde reside la mayor parte de la población.


De acuerdo al artículo, el gobierno busca garantizar la operación de los negocios y la seguridad de los habitantes de esa zona privilegiada, a cambio de descuidar otras zonas del Estado.


Mientras los habitantes de esa zona quedaron blindados ante la inseguridad, el ciudadano común que vive en áreas circunvecinas quedó  en una situación vulnerable, a merced de los robos domiciliarios, asaltos y todos los males del crimen común e incluso del crimen organizado.


El articulo destaca además que el principal problema que afecta la competitividad en México, son las instituciones de seguridad pública, incapaces de brindar seguridad a todos los habitantes sin distinción.


“El costo del crimen organizado y la escasa confianza de la población en los policías y el costo que implica la violencia dentro del sector privado, contribuyen a que México tenga una calificación muy baja en productividad”, señala.


Agrega además que el gobierno mexicano esta reprobado en el combate al desvío de recursos públicos y en la confianza de la ciudadanía, pues los mexicanos consideran que los gobernantes toman decisiones y asignan contratos de obras con transas de  por medio.


Representantes empresariales opinaron que estos mismos problemas descritos en el New York Times, en base a la realidad de la ciudad de Monterrey, también se presentan en Baja California, con la excepción de que aquí no existe una zona relativamente segura y los ciudadanos bajacalifornianos están vulnerables a la inseguridad.


Muestra de ello son las diferencias abismales en cantidad de policías estatales en entidades del norte y del sur del País.


Con 380 policías estatales, Baja California no tiene ni la décima parte de agentes que los estados del sur del País, donde los gobiernos destinan mayores cantidades de recursos a la seguridad pública.

BOLETÍN
Nombre:


Correo:


 

 

Lo más visto